jueves, 29 de octubre de 2009

Old yellow bricks

Si enterrás un ladrillo, por mucho que cabes, por muy hondo que llegues, va a seguir estando ahí. Va a seguir siendo un ladrillo, va a seguir pesando. Más allá de que tires más tierra encima, más allá que plantes flores sobre la tierra revuelta, el ladrillo va a seguir existiendo. Entonces, hacé algo, antes de arrancarlo de la pared, fijate lo que estás haciendo; porque después de haber arrancado un par, la pared se va a venir abajo. Y la vas a querer arreglar, vas a preparar el cemento, vas a buscar nuevos ladrillos, pero los escombros te lo van a impedir. Te aviso otra cosa, una casa no se construye con escombros. Tampoco sé como vas a llegar a construir el techo de esta forma.
Después hay que hacerse responsable, no poner excusas idiotas y sin sentido lógico; también se necesita un poco de ganas para hacer las cosas mejor... Claro, me olvidaba. Lo que falta es eso, querer cambiar.

No hay comentarios.: