miércoles, 30 de diciembre de 2009

Dilemma

Caíste en seco. El piso te dio vueltas, los ojos se te abrumaron. Sudaste hielo, y casi te ahogás por eso. Intentaste pararte, ya casi lo lograbas, pero algo te lo impidió: el viento. La bruma te desorientó aún más... y bueno, yo te avisé; era obvio que te iba a pasar, si fuiste de cabeza al huracán.

No hay comentarios.: