sábado, 19 de diciembre de 2009

Song away

Pálido. Perfecto. La palabra evadir no está en tu vocabulario. La indecisión se concentra en tu nombre, se instala pero sigue flotando en los renglones indefinidos de mi desgastada mente.
Yo sigo con mis incansable sensación de ser transparente; porque los débiles somos como la claridad de la mañana, que al intentar seres nocturnos, la oscuridad nos identifica, nos abruma.
Las penas de esta volátil tarde me empujaría a contarte un secreto, sin dejar de dar vueltas. Sin ningún sentido, y siquiera buscándolo.
Quizás son tus rulos, que ya no son agradables a mi tacto, o tu perfume, que me deshidrata las entrañas; o los días juntos, que terminan por destruir los momentos, y a vos te encantaba romper.

No hay comentarios.: