jueves, 18 de marzo de 2010

Inspiración

Vivías en el bosque. Nunca pedías nada, ya que en esa hermosa libertad entre árboles, hierbas y pájaros, lo tenías todo. Pero de pronto llegaron las vísperas de Reyes. A los Reyes Magos sí les podías pedir un juguete bellísimo. El cielo no es mezquino. La expectativa te exaltó; estabas encendida, como si te acabaran de ofrecer una posibilidad única. Pero no vacilaste; era lo que querías tener, lo pediste con decisión: una muñeca de gran tamaño. La noche de aquel lejano 5 de enero dormiste sin reposo; seguramente el corazón te latía con fuerza. A la mañana corriste en busca de tus zapatos dejados en la ventana, y la viste. Era altísima y realmente bella. Pero tenía una pierna rota.
Mamá te explicó en seguida que la muñeca se había caído de uno de los camellos, y de ahí su mutilación. ¿Es que los Reyes Magos andan mirando una estrella sin fijarse con qué se chocan? Si te dijera que nuestra mamá es quién había adquirido la muñeca casi por nada, sólo unas monedas, justamente a causa de esa rotura. Pero te dijo que los Reyes te la habían traído para que la cuidaras. Aunque te bastó oír esas palabras para desbordarte en el acto de una piedad llena de ternura, una piedad que buscaba todas las formas de expresión. No sabías qué hacer para que en su alma de juguete la muñeca se sintiera compensada de su desgracia. Le hablabas, le sonreías, la querías más que si hubiera estado sana ...
…tenías más imaginación que los demás, pero no porque inventaras cosas inexistentes sino porque sabías descubrirle a la realidad todos los matices, todos los trasfondos.

4 comentarios:

ian dijo...

Mirá vos LaPochi.

Natalia dijo...

Soy un gato curioso. ¿Ahora va a matarme la curiosidad? La verdad que no sé que decir, primero que no creo que pueda lograr tanto efecto mis simples palabras, pero si fue así que espero que hayan sido lágrimas felices, o si fueron tristes, ojalá te vayan a servir de algo.
Te mando un beso y me encantó leerte. Voy a seguir pasando por acá.

Creando NUESTRO MUNDO. dijo...

Sos demasiado tierna, hermoso lo que escribiste... me lo pude imaginar.

Te mando un abrazo y gracias por el lindo momento que me regalo tu redacción.

Saludos!!

Cin dijo...

meli, hermoso texto... sin plabras. me encanto!!!

besitos!!!