domingo, 7 de marzo de 2010

Love Kills

Ok. Lamento dejar de lado la seriedad y la profundidad de mi blogcito, pero realmente necesito hablar del tema.
¿De qué hablamos hoy? De los hombres que se creen que viven en la novela de Andrea del Boca, donde el sodero las acosa y solamente el amigo gay de ambos los puede ayudar. Sí, ese es el tema.
Papi, estamos grandes para andar haciéndonos las víctimas. Yo entiendo que duele, porque sé lo que es; pero, ¿es para tanto? Sinceramente, y lo vuelvo a repetir, yo te aclaré que hasta que yo no esté hundred percent organizada y segura, no iba a pasar nada. Entonces, decime, ¿tanto humo tenés en las bolas como para andar creando todo esto?
Sí, cantamos Bingo! completo y de una.
Después tuvo que saltar la Gata Flora para defenderte; y fue como para cerrar el tema con un brochecito de oro decorado con diamantes swarovski donde ni tiempo a quejarme me dieron. Acá es donde uno se plantea: ¿Por qué directamente no me cortás la argolla en 20 pedazos y la regalás en Haití? Seguramente a alguién le va a servir.
Pónganse las pilas muchachos, que en cualquier momento se llevan el premio a la histeria (sí, están más histéricos que las mujeres)

Otro cosa que me llamó la atención: ¿Hace falta desmerecer, degradar y discriminar así?

5 comentarios:

CS © dijo...

Oh yeah, lord!

Melisa dijo...

Genia de la vida, eh!

ian dijo...

Qué suerte que yo no soy así.

Cin dijo...

muy cierto señora.
no se q problema tiene, pero me encanta su actitud y la manera de defenderse.
usted es una grande
todos mis respetos
cin

Pepita dijo...

Los haitianos van a estar muy contentos con tu regalo.

Mira, mira no te ilusiono.